• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 925.160.363

Puertas: cómo mantenerlas

como-mantener-las-puertas

Barniz y repintado

Si una puerta de madera tiende a hincharse, es necesario esperar a que llegue el verano para desmontarla y aplicar varias capas de pintura en los bordes. Puede darse el caso de que la puerta comience a atascarse por efecto de las numerosas capas de pintura acumuladas. La mejor solución es eliminar las viejas capas de pintura y repintar.

Limpieza

La limpieza normal de las puertas puede hacerse con una bayeta seca. Si hubiese necesidad de limpiarlas, se recomienda la utilización de algún producto de droguería especial que retiran suciedades pegajosas sin afectar al barniz.

Ajuste de alturas

Las leves caídas de las puertas pueden deberse a que los tornillos de las bisagras y el marco no se encuentren bien apretados. La solución es cepillar unos milímetros la parte inferior de la puerta.

Puertas corredera

Las puertas correderas con guías ocultas pueden atascarse debido a la suciedad acumulada. La solución pasa por extraer la puerta del marco, proceder a la limpieza del carril, y colocar unas gotas de aceite en el borde superior de la puerta para mejorar su deslizamiento .

Consejos prácticos

  • Procurar evitar golpes y rozaduras en la superficie (especialmente en las huecas).
  • Colocar topes de goma en los suelos para evitar deterioros tanto en la propia hoja como de los revestimientos próximos.
  • No se colgarán pesos en las puertas de paso.
  • Tener la puerta cerrada el mayor tiempo posible evita los alabeos.
  • No tapar o anular la rejilla de aireación ya que se dejaría la habitación sin sistema de ventilación.
  • No se tiene que cerrar o rellenar la rendija que existe entre el paramento de pared y el tapajuntas. Con el tiempo volvería a abrirse.
  • Prestar atención a la aparición de carcomas, u otros insectos xilófagos, y a sus orificios de salida, ya que se podrían causar daños irreparables.
  • Se evitarán las humedades, ya que éstas producen en la madera cambios en su volumen, forma y aspecto. Si apareciera, secar inmediatamente con un paño.
  • Se evitará la incidencia directa de los rayos del sol. Pueden producir cambios en su aspecto y planitud (especialmente en las puertas planas).
  • En las puertas cortafuegos colocadas en los espacios comunes del edificio no se debe alterar sin el previo asesoramiento del técnico competente.